Los andadores son aparatos ortopédicos utilizados en diferentes etapas de la vida, cuando la movilidad aún no se ha desarrollado eficientemente o cuando se ha reducido debido a accidentes, discapacidad o la vejez.

El objetivo de un andador es brindar apoyo al usuario, para mejorar la estabilidad, equilibrio y seguridad mejorando su capacidad de caminar.

[box]

Beneficios físicos

  • Facilita la postura natural simétrica en bipedestación
  • Mejora y desarrolla el equilibrio
  • Mejora los movimientos en columna, caderas, rodillas y tobillos
  • Ayuda a generar fuerza de los músculos
  • Mejora las funciones respiratorias, digestivas, circulatorias, etc.
  • Asiste al desarrollo musculo-esquelético y puede evitar la progresión de escoliosis
  • Fortalece la densidad mineral ósea
  • Alivia el dolor derivado a una postura inadecuada

[/box]

 

Existen muchos modelos de andadores en el mercado, definiremos los más básicos y comunes.

Andador anterior6240_A_4002

A medida que se desplaza, el usuario levanta la andadera fija y la va moviendo hacia adelante. Estas andaderas son muy livianas, da estabilidad y balance al caminar. Este andador puede proporcionar independencia en etapas iniciales de bipedestación y marcha, cuando el niño tiene un mal control del movimiento y enderezamientos deficientes en el eje medio del cuerpo.

pro_2buttonwheeled

 

Andador con ruedas

En estos el usuario se apoya durante la marcha y las ruedas ofrecen un desplazamiento más rápido en superficies lisas. Algunas tienes 2 ruedas al frente y atrás tacos que sirven de seguros. Otras cuentan con 4 ruedas.

 

 

Andador posterior

Es recomendado por algunos médicos tanto para niños como para adultos por los beneficios que ofrecen. De acuerdo a estudios recientes, la andadera posterior reduce el cansancio durante el desplazamiento, ofrece mayor balance y una postura más erguida al usuario que las andaderas anteriores, mejoran las características del paso, incrementa la estabilidad.

KA1200N

Para desplazarse, el usuario se sitúa en el medio del andador y con el marco ubicado detrás de él, lo hala hacia adelante mientras camina.

–          Cuentan con 4 ruedas

–          Ideal para superficies lisas

–          Se puede agregar accesorios adicionales como Arnés, Asiento y Estabilizador de caderas

 

Como elegir el andador para un niño

Medir la distancia vertical desde el codo doblado hasta el suelo, mientras el usuario está en posición vertical. Esto permite elegir el modelo de andador que permita al niño un margen de crecimiento.

El peso del usuario no debe superar la carga máxima del andador.

Seleccionar un andador apropiado para tus necesidades particulares, ya sea estándar sin ruedas, que ofrece mayor estabilidad al caminar, pero requiere más energía para su uso. O un andador con ruedas, de dos o cuatros ruedas, pueden ser fijas o giratorias. También debes considerar que el andador se pliegue con facilidad.

Se debe ajustar a tu altura, para ello, colocarse de pie con los brazos descansando en una posición relajada a los lados. Las manijas deben estar a la misma altura que las muñecas. Cuando lo uses, los codos deben estar ligeramente flexionados. El ajuste correcto es importante para que el andador esté preparado para soportar hasta la mitad del peso corporal de una persona. Si los brazos no se doblan en un ángulo cómodo, podrías estar poniendo presión sobre tus hombros y tu espalda.

Siempre es recomendable la participación del médico tratante o terapeuta para elegir la opción que sea de mayor ayuda para cada caso.