La hidrocefalia es un agrandamiento del sistema ventricular, causado por un desequilibrio entre la producción y la reabsorción del LCR (Líquido Cefalorraquídeo). Por lo cual la colocación de una derivación de LCR continúa siendo un tratamiento primario a largo plazo.

 

Actualmente no se ha encontrado todavía un sistema ideal que funcione sin ningún problema. Las derivaciones más utilizadas son las ventriculoperitoneales (DPV).

 

Las complicaciones más frecuentes se dividen en 3

  1. Mecánicas
  2. Infecciosas
  3. Drenaje anómalo de LCR, por defecto o por exceso

Complicaciones mecánicas

  • La mayoría debidas a obstrucción, la que ocurre principalmente en el catéter ventricular.
  • Otras causas incluyen fracturas del tubo
  • Desplazamiento de una parte o toda la válvula
  • Problemas derivados del sobredrenaje
  • Complicaciones abdominales por el catéter distal. Ya sea demasiado largo o corto
  • Ruptura o desconexión

Complicaciones infecciosas

Las infecciones representan la 2da causa de disfunción de la Derivación VentriculoPeritoneal. Los factores de riesgo asociado son:

  • Existencia de mielomeningocele
  • Colocación de la DVP antes del primer año de vida
  • Sucesivas revisiones de la DVP

La mayoría de las infecciones ocurren dentro de los primeros seis meses de la instalación de la válvula y los agentes más comunes son Estafilococos, Estreptococos, Enterococos y Gram que principalmente provienen de la propia flora de la piel, por lo que requiere de un buen aseo preoperatorio y una rigurosa técnica quirúrgica. Una vez que se ha infectado, se debe retirar e insertar un drenaje externo.

Drenaje anómalo de LCR

  • Defecto. Su origen más frecuente suele ser la inadecuada presión de apertura valvular
  • Exceso. El diagnostico puede ser difícil al evidenciarse en la TAC unos ventrículos pequeños, y además no compararse con imágenes previas, puede conducir a retrasos en el tratamiento quirúrgico y producir lesiones irrecuperables.

Epilepsia. La mayoría de los pacientes con hidrocefalia no tumoral han mostrado tasas de epilepsia de alrededor de un 30%.

Alrededor de un 50-55% de niños hidrocefálicos con válvula derivativa tendrán un CI mayor de 80. No es sorprendente que la epilepsia aparezca como un importante factor predictor de un pobre desarrollo intelectual. Pero eso será evaluado en el momento de asistir a un colegio. De los niños que estén en edad escolar, el 60% asistirá a un colegio normal y un 40% asistirá a una escuela especial. Los niños que tuvieron una hidrocefalia secundaria a infección y aquellos que sufrieron una hemorragia intraventricular tienen una mayor probabilidad de asisitir a una escuela especial que los que tuvieron una hidrocefalia congénita.

[box]

Síntomas de Disfunción Valvular

  • Hipertensión intracranial
  • Cefalea (dolor de cabeza)
  • Vómitos
  • Letargia
  • Irritabilidad
  • Convulsiones
  • Alteraciones de comportamiento o de carácter
  • Disminusión de la actividad diaria o del rendimiento escolar
  • Visión borrosa
  • Parálisis de los nervios oculomotores
  • Dolor abdominal

En lactantes los síntomas serían

  • Fontanela abombada
  • Aumento del perímetro cranial
  • Ojos en sol poniente

[/box]

Evaluación y Diagnóstico

  • Exploración física.
  • TAC cerebral
  • Si presenta fiebre o la sospecha es de infección, realizar la analítica sanguínea y hemocultivo y del Líquido Cefalorraquídeo
  • Radiografía del abdomen, para evaluar la longitud del catéter distal

El neurocirujano evaluará los síntomas y los resultados de los estudios y decidirá si es necesario un recambio valvular.