El sobrepeso y la Espina Bífida

En la actualidad se ve un crecimiento en las estadísticas del sobrepeso y obesidad en nuestros países latinoamericanos.  Entendamos como sobrepeso y obesidad al aumento del peso corporal y se acompaña de una acumulación de grasa en el cuerpo.

Esto se debe a un desequilibrio entre la cantidad de calorías que se consumen en la dieta y la cantidad de energía (en forma de calorías) que se gasta, durante las actividades físicas.

Es ahí donde entra el concepto de la discapacidad, ¿cómo poder mantener un equilibrio si las actividades físicas son limitadas?

Las barreras físicas, sociales y emocionales que experimentan muchas personas con discapacidad llevan a una vida más sedentaria.

Existen factores que pueden inducir al sobrepeso y obesidad como

–          Factores Personales. Genética, dieta inadecuada, poca actividad física, uso de medicamentos que favorecen la ganancia de peso.

–          Factores del entorno. Familia sobreprotectora, falta de acceso a espacios para actividades físicas, etc.

En la etapa de la vida de un bebé, cuando ya empieza a conocer y probar los diferentes alimentos que se introducen a su dieta es necesario tener muy en cuenta, que al tener un bebé con discapacidad física será menos activo. Por lo cual se debe buscar una alimentación sana.

  • Introducir alimentos complementarios SIN SAL
  • Cantidades adecuadas a los pequeños estómagos de los bebés
  • Evitar dulces, refrescos, batidos, jugos industriales, embutidos grasos, comida pre cocida, comida “basura”.

Empezar con la terapia desde la edad temprana, puede ayudar a desarrollar y aprender a moverse de acuerdo a sus capacidades. Nunca dejes de llevar a tu bebé a terapia, ya que todo esto cuenta para mejorar sus avances en la vida.

En la etapa de la infancia del niño, debe continuar con una alimentación sana, buscar que consuma frutas y vegetales. Reducir el consumo de bebidas dulces y refrescos embotellados. El líquido que es vital para las personas con Espina Bífida es el AGUA, si desde sus primeros años desarrolla el gusto por el agua, tendrá menos problemas urológicos.

El agua es una gran medicina, activa todo nuestro organismo. Bebiendo las cantidades recomendables de agua, el hígado, los riñones, el sistema digestivo e inmunológico cumplen muy bien sus funciones, se lubrican las articulaciones y mejora la resistencia de los ligamentos.

La terapia física que se requiere en esta etapa, les exige más repeticiones y por ello es un buen ejercicio.  La natación además de ser un excelente ejercicio, también es una buena terapia.

En la adolescencia, ya el joven esta consciente de sus limitantes y de su físico. Se debe buscar en lo posible actividades deportivas, como algunos deportes adaptados, ya que si no se inició desde la infancia en estas actividades, esta es una fase en la cual la voluntad propia será el mayor estimulo.

[box type=”info”] El sobrepeso puede:

  • Limitar más la movilidad y dificulta a la persona a mantener el mismo ritmo que sus compañeros.
  • Agrega presión sobre la piel, en especial en las zonas que se tornan insensibles o húmedas.
  • Pueden verse afectadas las actividades cotidianas, como vestirse, el manejo de la incontinencia e higiene.  [/box]

Con el paso de los años es normal que las actividades físicas se disminuyan, pero debe buscar de deportes adaptados que le puedan brindar esa actividad que no solo será para mantener el peso adecuado, sino que podrá ayudar a la reducción de estrés, mejora en la autoestima y más.

En resumen, recordemos que para tener una mejor calidad de vida, se debe buscar un buen equilibrio entre la energía ganada y la energía gastada.  Aquí te damos unos consejos para lograr tener un peso.

 

[box type=”bio”]

Actividades recomendadas

    • Natación
    • Ejercicios isométricos.  Incrementan la masa muscular, aumentan la fuerza muscular, elevan el metabolismo y quema grasa
    • Ciclismo, ya sea el regular o el adaptado
    • Baloncesto jugado en silla de ruedasSimple Salad

 

Alimentación recomendada

  • Limitar consumo de alimentos fritos y salsas
  • Aumentar consumo de frutas y verduras, hortalizas, legumbres y cereales integrales
  • Fomentar el consumo de pescado
  • Limitar el consumo de alimentos altos en azúcar y procesados industrialmente
  • Limitar el consumo de sal
  • Hacer 3 comidas principales y 2 pequeñas colaciones al dia.
  • Masticar bien los alimentos en un ambiente relajado
  • El agua debe ser la bebida fundamental

[/box]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *