Sin duda el embarazo es un proceso que muchas de las mujeres vivimos, desde el primer momento en que confirmas tu estado, hay muchas inquietudes, preguntas y preocupaciones al respecto. Al ir con el Ginecólogo, tratas de enterarte lo más que puedes de todo lo que conllevará  este periodo de gestación.

En algunas ocasiones los embarazos son buscados y en otros casos no son esperados. Pero dentro de ti, ya se está formando el cuerpo de ese bebé que tiene vida.

Pero ¿qué sucede cuando vas a alguna revisión ecográfica y tu ginecólogo te dice que hay algo en tu bebé, que no viene bien?

En el momento en que te mencionan que tu hijo tiene algo diferente a lo “normal” no es fácil de asimilar; estas en un momento de tu vida en el cual eres más vulnerable a todo, y te dan la noticia de que “algo no viene bien”, o quizá te dicen desde el primer momento los terminos que desde ahora no sacarás de tu mente, Espina Bífida, Mielomenigocele o Hidrocefalia. Y empezarán las preguntas, ¿qué es eso? ¿qué tiene mi bebé? ¿en qué le afectará?. En algunas ocasiones los médicos son mesurados y te pueden mencionar que hasta después del nacimiento sabrás que tanta discapacidad tendrá tu bebe, en algunos otros casos, los doctores son algo crueles y te dirán cosas que a nadie nos gustaría que nos dijeran, quizá hasta darte la opción de abortar, por lo negativo de su pensar.

Como madre actual, probablemente buscarás información del tema y tal vez estés aquí por esa búsqueda. Es importante conocer de tema, aunque por experiencia te puedo decir que la gran mayoría de la información, no me sirvió de mucho. Estás en una etapa de dudas entendibles, pero hasta nacer tu bebé comprenderás el tema de la Espina Bífida.

Ahora ya sabes que tu hijo va a nacer con un discapacidad, ¿qué puedes hacer?

  • En primer lugar TRATA de disfrutar tu embarazo, es muy difícil es cierto, hay ocasiones en que tendrás ganas de llorar y te puedo asegurar que muchas lloramos y mucho. Pero háblale a tu bebé, acaricia tu vientre, dile que lo quieres, porque al igual que cualquier otro bebé, él está escuchándote.
  • Analiza cual es el mejor lugar para que nazca tu bebé. No todos los hospitales están capacitados para atender a tu hijo en el momento en que nazca, quizá tengas que viajar y tenerlo en una ciudad más grande.
  • Si tu ginecólogo no está muy relacionado con el tema, trata de ir con otro que tenga más experiencia.
  • Evita escuchar cosas negativas, experiencias negativas, cada caso es único, ya luego lo comprobarás.
  • No te culpes. Hay muchos factores por los cuales los bebés se forman con Espina Bífida, ahora ya no es tiempo para pensar en lo que pudiste hacer o dejar de hacer.

Ahora que ya has planeado todo para el nacimiento de tu hijo, te puedo decir que será una bendición para ti, tu vida cambiará, sin duda, y no solo porque sea un niño especial, sino por el solo hecho de que serás madre. Los hijos nos cambian, aprendemos a ver la vida con un nuevo lente. Las cosas que antes no veíamos hoy son tan visibles.

No tengas miedo del futuro, porque eso aún no llega, piensa en el hoy.

Hay muchas cosas que vivirás a lado de tu hijo, tal vez al principio de su vida pasará por varias cirugías que son fundamentales para mejorar su vida. Pero animo que existimos muchas madres que al igual que tú, empezamos con miedo, y ahora somos felices con los logros de nuestros hijos.

 

Azeneth Pedroza

Madre de Krisel Rodríguez con Espina Bífida e Hidrocefalia

azeneth77@hotmail.com

http://www.facebook.com/azeneth.pedroza