Inositol y la prevención de defectos del tubo neural

En los últimos años se ha estado difundiendo la ingesta de ácido fólico para evitar los defectos del tubo neural, pero se ha visto que en algunos casos el ácido fólico no ha funcionado, ya sea que no se absorbe de manera natural o por otras causas.

Es por ello que en un estudio piloto llamado “Prevención de defectos del tubo neural por Inositol”, se ha estado estudiando esta vitamina, y se ha realizado el estudio en el Reino Unido, con un pequeño grupo de madres que han tenido un previo embarazo de un bebé con defecto del tubo neural.

El Inositol es también conocido con vitamina B8.

El artículo fue publicado en el British Journal of Nutrition. Y fue realizado por UCL Institute of Child Health por el Profesor Andrew Copp.

El estudio se realizó con 99 mujeres que habían tenido un previo embarazo afectado por un defecto del tubo neural a pesar de haber tomado suplementos vitamínicos antes de la concepción y que planeaban tener otro embarazo en el próximo año.

Se hicieron grupos, aproximadamente la mitad de ellas aceptaron que se asignara aleatoriamente en los suplementos, de ahí se hicieron 2 grupos, unas recibieron Inositol y Ácido Fólico, y en otro grupo recibieron Placebo (Sustancia que carece de acción curativa pero produce un efecto terapéutico si el enfermo la toma convencido de que es un medicamento realmente eficaz; tiene el mismo aspecto, gusto y forma que un medicamento verdadero pero está hecho de productos inertes y sin ningún principio activo) y Ácido Fólico y otro grupo le fue asignado Inositol y Ácido Fólico y otro grupo solo tomaron ácido fólico. Las mujeres que no quedaron embarazadas dentro de los 12 meses de administración del suplemento fueron sacadas del estudio.

El estudio constó de la búsqueda de mujeres que cumplieran con los requisitos de edad y salud en el Reino Unido, ya que las interesadas confirmaron su participación, firmando el formulario y en seguida se les pidió muestra de orina y posteriormente a las 6 semanas de haber comenzado con la suplementación enviar otra muestra de orina. Se les envió 5mg de ácido fólico, 1g de inositol (2 tabletas de 500mg) y en otro grupo recibieron 1g de placebo en lugar de inositol.

Un dato importante fue que menos de la mitad de la mujeres elegibles, decidieron no entrar a los grupos de suplementación aleatoria.

Al final del estudio 33 de los embarazos aleatorios hubo recurrencia en 1 embarazo con defecto del tubo neural en el grupo de Placebo y Ácido Fólico; en el grupo de Inositol y Ácido Fólico no hubo recurrencia. Del grupo que declino el azar de 22 embarazos hubo 2 con defecto del tubo neural en mujeres que tomaron ácido fólico solo.

En informes anteriores de uso de inositol en los embarazos humanos con alto riesgo de defectos del tubo neural no detectaron efectos adversos en cualquiera de las madres o bebés.

Éste estudio en ningún momento propone la eliminación de la ingesta del ácido fólico, más bien plantea la adición de la vitamina B8 inositol para una mayor reducción de la probabilidad de presentar embarazos con defectos del tubo neural.

Este estudio proporciona un impulso para seguir evaluando el inositol para la prevención primaria de los defectos del tubo neural.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *