La palabra lordosis procede del vocablo griego que significa curva.

La columna vertebral presenta tres curvaturas fisiológicas que se disponen opuestas entre sí. La columna adquiere su estabilidad de los discos intervetebrales, de los ligamentos y músculos  anexos.

Las lordosis cervicales, lumbares, de rodilla y pie están hechas para moverse. Por delante de la lordosis lumbar y cervical, las paredes del abdomen y del cuello son flexibles. Sus centros, el ombligo y el hueso hioides, están en el vértice de la lordosis L3 y C3.

Lordosis es el incremento de la curvatura de la columna vertebral. Demasiada curvatura lordótica se denomina usualmente como lomo hundido. La lordosis tiende a hacer que los glúteos parezcan mas prominentes. Las personas con lordosis marcada tendrán un espacio considerable por debajo de la parte inferior de su espalda al acostarse boca arriba sobre una superficie dura.

Las causas de la lordosis pueden ser:lordosis

  1. congénita
  2. postural
  3. postquirúrgica y traumática
  4. afecciones neuromusculares y neurológicas
  5. deficiente equilibaración pélvica
  6. otras causas

 

Es probable que la parte media de la espalda esté tensa y el masaje al tejido profundo le puede caer bien. Otra zona que tiende a estar tensa y es en parte responsable de la lordosis, es la de los glúteos. Aflojarlos te ayudará a fortalecer la columna vertebral.

Algunas personas pueden sufrir de lordosis y no sentir dolor, mientras otras lo padecen en grados variables, desde ligero hasta extremo.

Se puede reducir al activar la espalda baja y aumentar la flexibilidad y movilidad, así como liberar tensión en el abdomen.

 

[box]

Ejercicios tomados del libro Recuperando la Salud de Meir Schneider.

 

  1. Recuéstate boca arriba, con los pies juntos y las rodillas separadas, respira profundo, presiona la parte baja de la espalda contra el suelo, relájate y exhala. Ahora inhala otra vez, presiona la parte inferior de la espalda baja contra el suelo, relaja y exhala. Continúa sintiendo las diferentes partes de la espalda baja: el centro, la parte superior, los lados izquierdo y derecho. Activaras muchos músculos que no sueles usar. Haz lo mismo con las partes media y alta de la espalda.
  2. Un masaje a tu espalda mientras estás de rodillas e inclinado hacia delante, estirando muy bien la espalda. Una técnica de masaje recomendada es la rotación de la palma de la mano sobre los músculos de la espalda baja, empezando por el centro y avanzando hacia el exterior, para estirar los músculos y enderezar la curvatura.
  3. Colócate con manos y rodillas sobre el piso, coloca un libro sobre tu espalda baja. Mueve la parte baja de la espalda hacia arriba y hacia abajo, sin esforzar los abdominales.
  4. Es probable que la parte media de la espalda esté tensa y el masaje al tejido profundo puede caer bien.

[/box]

 

Estas son recomendaciones, pero se debe considerar la evaluación del terapeuta encargado.